Así estaba el sensor de mi cámara

Yo tengo la cámara para hacer fotos. Obvio, ¿verdad? El caso es que lo que quiero decir, es que aun considerándome cuidadoso con el equipo, no se me rasgan las vestiduras en cambiar el objetivo «casi» allí donde esté aunque tenga que asumir ciertos riesgos. 

Si somos fotógrafos tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos para tener la foto y en el caso de los que trabajamos en la naturaleza y no hay muchas «segundas oportunidades», hay que jugársela. 

Desde hace unos años y más ahora que uso sin espejo (Nikon Z7 para más detalle) mi sensor se ensucia bastante. Y cuando digo, bastante, quiero decir MUCHO. 

A diferencia de algunas Canon que tiene una cortina para proteger el sensor, eso no ocurre en Nikon y además el sensor está menos protegido que en las «con espejo» con lo que el riesgo aumenta. 

El caso es que a la hora de hacer algunas fotografías de paisaje y cerrando el diafragma a f22 (no deberías pensar que no hay que hacer eso) vi todas las motas que tenía en el sensor de mi cámara. 

Aquí puedes ver una muestra de lo que te hablo. 

Para que entiendas bien lo que significan las imágenes de arriba, los puntos negros son motas de polvo y/o salitre y las manchas más grandes son lo peor que puede tener tu sensor: HU-ME-DAD. Que no panda el cúnico… 😉 

Pues bien, aquí te pongo unas cuantas fotografías del estado de la cámara una vez el Servicio Técnico la abre para repararla: 

Además, y por si fuera poco, el cristal del visor estaba desprendido (cosa que yo no había apreciado) y estaba de esta guisa que podéis ver aquí: 

Finalmente, aparece mi ángel de la guardia. Esa persona/servicio técnico/empresa/profesional/amigo que hace magia. ¿Y en qué consiste dicha magia?

Pues en dejarlo todo en perfecto estado de revista. Y para muestra aquí tenéis una muestra de cómo quedó el sensor tras la limpieza. 

Creo que es justo y de recibo dejar constancia aquí de quien ha hecho semejante trabajo brillante.  Él es Jose, de TECNICAM ubicado en Santa Cruz de Tenerife y os aconsejo que lo sigáis en INSTAGRAM para que veáis las maravillas que hace con la reparación y puesta a punto de equipos. 

Así que ya solo me queda decirte que si vienes por Tenerife a mi Tour Fotográfico Especial Vía Láctea y Tajinastes pues tendrías la ocasión de que, si quieres, yo mismo te lo presente y puedas llevarte tu equipo en perfecto estado de revista. 

Un abrazo, buenas fotos y larga vida a las cámaras. 

Comparte este artículo:

ROMPE LA MONOTONÍA DE HACER
FOTOS EN LOS MISMOS SITIOS

Más de 300 localizaciones poco conocidas y muy fotogénicas
Comentarios de cada localización para sacarle el mayor partido
Fotografías de ejemplo
Acceso ilimitado al mapa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *