Así fue el IV Maratón Internacional de Castellón

Bueno, pues el día de la carrera no podía empezar mejor. Me encuentro con mi compañero Pedro antes de las 8 de la mañana. Comentamos que la temperatura parece que va a ser buena, las pretensiones de cada uno en la carrera y le presento al club «Guachinche Maratón» con quien llevo entrenando duro desde mi llegada a Tenerife en el mes de septiembre.

Comencé la carrera con un dolor terrible de espinillas. Parecía mentira que entrenando no te duela nada y en el km 2 el dolor fuera casi inaguantable. Sabía que se me pasaría al cabo de unos cuantos kilómetros más. Tan solo era cuestión de aguantar el dolor, saber estar solo pues los compañeros se fueron alejando y esperar a recuperarse.

A partir del km 10 aproximadamente todo cambió. Empecé a sentirme bien. Tanto que decidí retrasar la ingesta del primer gel para así reducir el posible «cólico» que te puede dar. Sí, lo había entrenado, pero nunca se sabe.

Fueron pasando los kms y en ocasiones me cruzaba con compañeros que iban más adelantados que yo. Hablaba con unos y con otros y, en definitiva, iba corriendo sin dolor y más o menos cómodo.

La verdad es que el mayor miedo era a encontrar el muro o a que las piernas o la cabeza dijeran: ya, hasta aquí hemos llegado.

Afortunadamentemente nada de eso pasó y conforme me acercaba a la meta me iba viniendo arriba. Tal es así que a partir del km 39, lejos de llegar hecho polvo empecé a acelerar y entré en meta prácticamente a ritmo de serie. La satisfacción fue mayúscula y aún hoy perdura esa alegría y orgullo personal en mí.

Otros momentos entrañables fue encontrarme en la meta con mis amigos que también habían debutado en la maratón. Nuestras caras lo dicen todo.

Desde luego que todos los que viajamos lo pasamos en grande. 5 días de risas, buen ambiente y un colegueo fuera de lo normal. Para muestra, sube el volumen y dale al play.

La sopresa más agradable sin duda fue para mi amiga y compañera Violeta Meneses, corredora de montaña con varios ultras a sus espaldas que, sin embargo, debutaba en el maratón sobre asfalto en Castellón. A tenor de lo que sucedió, parece que no le fue mal. 3ª en su categoría. Felicidades campeona.

Y es cuando uno no espera ganar, pues no está pendiente de las clasificaciones. Eso sí, esto te enseña cuando eres buena corredora. ¿A que sí campeona?

Al final, la conclusión es que este deporte es sencillamente maravilloso. La competición es contra uno mismo, contra sus límites y poniendo de manifiesto que, querer es poder.

Mis felicitaciones a todos los compañeros que fuimos hasta Castellón de los clubes «Guachinche Maratón» y «C.A.V Tenerife», mi reconocimiento a la Organización del Maratón así como a sus voluntarios por hacerlo todo tan fácil para los corredores. Se nota cuando una carrera está preparada con cariño. Mil gracias también a Manu por venir expresamente a hacernos las fotos. 😉

Para los interesados en conocer el recorrido, altimetría y desarrollo de mi carrera, pueden verlo en este enlace:

http://connect.garmin.com/activity/414104172

Un abrazo fuerte y nos vemos en la siguiente.

Y como no mil gracias a nuestra guachinchera junior Sandra que estuvo haciendo fotos, grabando vídeo y animando como la que más a todos nosotros.

Gracias Sandrita!!!

Mario Rubio

Comparte este artículo:

ROMPE LA MONOTONÍA DE HACER
FOTOS EN LOS MISMOS SITIOS

Más de 300 localizaciones poco conocidas y muy fotogénicas
Comentarios de cada localización para sacarle el mayor partido
Fotografías de ejemplo
Acceso ilimitado al mapa

10 comentarios en “Así fue el IV Maratón Internacional de Castellón”

  1. Enhorabuena Mario!!! una maraton ya, eso son palabras mayores!!

    Y las patazas esas que gastas en las fotos?? te has puesto como un toro!! que cambio respecto a hace un par de años, enhorabuena!!!

  2. Hola Mario,
    Felicidades por tu carrera, me alegro de que la terminases con tan buenas sensaciones, y felicidades también por la crónica, sobre todo por el vídeo, me ha encantado, y no veas la envidia que me habéis dado.
    Bea (Guachinche Maratón)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *