Cómo hacer un disparador casero para cámaras Canon

En el mundo de la fotografía muchas veces nos vemos obligados a adquirir muchos complementos y herramientas para realizar ciertos tipos de fotografías. En ocasiones nosotros mismos podemos construir la herramienta con elementos de electrónica, con paciencia, y un poco de habilidad con el soldador.

Para fotografía nocturna se hace indispensable un disparador remoto por dos razones fundamentales. La primera es para poder realizar capturas en modo “bulb”, con el tiempo de exposición tan largo como sea necesario y el segundo lugar para poder disparar sin tocar directamente la cámara y evitar moverla durante la exposición.

En el mercado existen multitud de disparadores con diferentes funcionalidades, desde los más simples a los más complejos con funciones de programación bastante complejas. El objetivo de hoy es construir un pequeño y sencillo disparador remoto para cámaras Canon.

Para ello requeriremos los siguientes elementos de electrónica:

1 Conector Mini Jack macho de 2.5 mm (Para el conector con la cámara)

2 pulsadores (para el Auto-Foco y el otro para el disparador)

1 interruptor (para el modo bulb)

1 Caja para conexiones (como base de todos los componentes)

1 Cable de tres hilos (para la conexión del mini jack a los botones)

Adicionalmente también necesitaremos Soldador de estaño, estaño y un tester o polímero para soldar los cables y para realizar el chequeo de las conexiones.

Para realizar el montaje deberemos de seguir este esquema eléctrico en el cual se puede ver como se interconectan los pulsadores y el cable al mini jack. Recordar que tenemos un pulsador para enfocar, otro para disparo y el interruptor para el modo bulb.

Lo primero que deberemos de hacer es realizar los orificios en la caja para los botones y el cable de salida. A continuación colocaremos los elementos en la caja, para los pulsadores simplemente había que roscarlos, pero el resto de elementos habrá que usar pegamento. Recordar que la disposición de los mismos es a gusto del usuario y los colocará donde le sea más cómodo su utilización. Después se realizarán las conexiones internas y por último se realizarán las soldaduras y se chequearán con el polímero antes de probarlo en la cámara.

Una mejora que se puede realizar es seccionar el cable a través de conectores macho/hembra. Para ello realizamos el cableado de la caja hasta la cámara como aparece en la figura. En la caja utilizaremos un conector hembra el cual quedará se verá solo el agujero del conector. Los dos cables serán uno corto ( de unos 30 cm) con punta mini jack maño macho. Una de las puntas deberá de ser de 2.5 mm que es el que conecta con la cámara. El segundo latiguillo será un macho hembra más largo para conectar la caja con el latiguillo corto.

Esta mejora tiene dos ventajas. La primera es que podemos conectar el disparador con dos longitudes de cable. La segunda y más importante es que si accidentalmente damos un jalón repentino a la caja, el cable se desconecta en el punto intermedio y evitamos un posible caída. Ya tan sólo queda probarlo. Para ello lo conectamos a la cámara y probamos el enfoque por separado, disparos sueltos (con el enfoque activado y desactivado) y el modo Bulb.

Recordar que esta implementación es para cámaras Canon tanto digitales como analógicas. Para otras marcas habría que realizar una construcción similar pero con el cableado y conexionado con la cámara utilizado por cada fabricante.

Algunas fotografías más de los materiales descritos:

Autor: José Álvaro Paz Rodríguez

Tutorial: Montar un teleflash casero para fotografía nocturna

En el mundo de la fotografía muchas veces nos vemos obligados a adquirir muchos complementos y herramientas para realizar ciertos tipos de fotografías. En ocasiones nosotros mismos podemos construir la herramienta con elementos de electrónica, con paciencia, y un poco de habilidad con el soldador.

Para fotografía nocturna se hace indispensable un disparador remoto por dos razones fundamentales. La primera es para poder realizar capturas en modo “bulb”, con el tiempo de exposición tan largo como sea necesario y el segundo lugar para poder disparar sin tocar directamente la cámara y evitar moverla durante la exposición.