Logan. Castillos en la noche

Juan García Vaquero, conocido también como Logan en el mundo nocturno, no podía faltar en fotografonocturno.com y ha tenido la amabilididad de compartir con nosotros el texto y fotografías que podéis leer a continuación.

Sin contar con muchos años en la fotografía nocturna, al igual que quien suscribe, cuenta con una técnica en la iluminación con linternas y flashes que seguro estoy, servirá de inspiración para muchos de vosotros.

Castillos bajo las estrellas

Desde pequeño los castillos me han fascinado. Su localización en lugares destacados e inaccesibles y las leyendas que los rodean hacen que los miremos siempre con una mezcla de temor y admiración. Precisamente el hecho de que se encuentren en lugares relativamente alejados de los núcleos de población y por tanto libres en muchas ocasiones de iluminación, los hace idóneos para la fotografía nocturna.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante los últimos años he realizado un conjunto más o menos amplio de fotografías nocturnas de castillos. He aprendido bastantes cosas relativas a este tipo de fotografías. Las cosas que voy a comentar a continuación puede que sean de utilidad para alguien que decida comenzar por esta siempre compleja modalidad de fotografía de castillos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una foto comienza para mí, mucho antes de ejecutarla con la cámara. Una preparación minuciosa de una foto conseguirá que nuestro índice de fracasos sea mucho menor.

Cuando abordo la foto de un castillo, busco documentación que me anticipe su localización, estado de conservación y, lo que es más importante, como son sus accesos. En alguna ocasión he llegado a una localización sólo para comprobar que el castillo es de propiedad particular y el acceso está restringido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para conocer todos estos detalles me apoyo en una web muy completa denominada www.castillosnet.org Esta web además proporciona una galería con múltiples fotos de los numerosos castillos que tenemos en España. Las fotos nos serán de mucha utilidad para anticipar posibles encuadres y para determinar si vamos a tener obstáculos próximos, así como poblaciones cercanas que puedan interferir con nuestra foto.

Otra herramienta de apoyo que utilizo es Google Earth, que me permite ubicar exactamente el castillo y sus fachadas y hacer una previsión de la iluminación que puede aportar la luna y desde que ángulo.

Toda esta planificación nos ahorrará desplazamientos inútiles y nos permitirá elegir que día y hora, de acuerdo con los ciclos lunares, es el más idóneo para realizar la fotografía que tenemos pensada. Por supuesto, las condiciones atmosféricas y el estudio de la previsión meteorológica será un factor clave para decidir que día puede ser más adecuado de acuerdo con la idea inicial de la foto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como ya he comentado la planificación es importante, pero nada sustituye a una visita in situ a la localización del castillo. La cuestión es que muchas veces no podemos desplazarnos algunos centenares de kilómetros sólo para estudiar el lugar, así que el análisis y la ejecución de la foto en muchos casos deben  hacerse el mismo día.

Una vez decidido a realizar la fotografía de un castillo, lo ideal es llegar al lugar unas horas antes de la puesta de sol. De esta manera podemos estudiar los encuadres y planificar detalladamente la iluminación. Un tema muy importante a tener en cuenta es la localización de peligros potenciales del lugar y que durante la noche serán más difíciles de identificar.  Ojo con este tema, ya que los castillos en ruinas están llenos de agujeros profundos y zonas elevadas sin las debidas protecciones. Podría resultar fatal caerse de noche en un lugar solitario y aislado. Es imprescindible ir con otra persona como medida elemental de precaución

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Siendo un fotógrafo nocturno al que le gusta la iluminación artificial (y a tal fin, me desplazo con un arsenal de linternas, flashes y filtros de color), para mi si no hay iluminación aportada no hay diversión.

No obstante, a la hora de iluminar un castillo no hay que sobreestimar nuestra capacidad  para iluminar correctamente una superficie tan colosal. En este sentido, cuanto más amplio es el encuadre, más ayuda de la luna necesitaremos y la elección del día, ajustado a la fase lunar, será determinante. De tal forma que para encuadres amplios que incluyan el castillo entero o grandes fachadas, utilizaremos preferentemente noches próximas a la luna llena. Para encuadres más cerrados que abarquen detalles del estilo de una almena o un torreón aislado, la luna alrededor de alguno de los cuartos puede ser suficiente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En cuanto a la iluminación, utilizo indistintamente flash y linterna. Tiendo a utilizar más la linterna para las fachadas y el suelo, el flash lo uso más para rellenar interiores de ventanas y arcos, aunque reconozco que se trata de gustos personales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las linternas que utilizo para grandes superficies tienen potencias bastante elevadas, entre 300-800 lumens, con un flujo de luz relativamente alto. Estas linternas permitirán llegar a zonas realmente alejadas, como el caso de torreones, con cierta comodidad. En cuanto a los flashes, si queremos utilizarlos para iluminar escenas muy amplias, es necesario utilizar preferiblemente los de un número de guía elevado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando veo la cantidad enorme de castillos que tenemos solo en España, me doy cuenta de que fotografiarlos es el trabajo de toda una vida!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Podéis ver la galería de Logan en el siguiente enlace: GALERÍA

 

 

Comparte este artículo:

ROMPE LA MONOTONÍA DE HACER
FOTOS EN LOS MISMOS SITIOS

Más de 300 localizaciones poco conocidas y muy fotogénicas
Comentarios de cada localización para sacarle el mayor partido
Fotografías de ejemplo
Acceso ilimitado al mapa

0 comentarios en “Logan. Castillos en la noche”

    1. Todas las fotos que están en este artículo (y todas las que hago) las iluminamos entre dos. Eso sí, siempre trabajo con la misma persona, así que la compenetración es máxima.
      Un saludo.

  1. Sin duda, el crack de las linternas, en cada foto he de pensar durante varios minutos, como narices la ha iluminado y en algunas, todavía no consigo comprenderlo.
    Simplemente espectacular.

  2. Javier Olmedo

    Que fácil haces lo difícil.Y para ver esto ,hay que estar ahí.
    Felicitaciones por esta lección que nos das y como siempre:
    Gracias Logan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *