Tapa del visor

Una de los accesorios que vemos en la caja al comprar un equipo nuevo es la tapa del visor y que me atrevo a decir que hay una amplio sector de aficionados que desconocen su utilidad.

Nos referimos a este accesorio:

Aunque nos parezca mentira, la luz que hay detrás de la cámara puede llegar a nuestro sensor por el visor de la cámara provocando destellos y luces indeseadas que en nuestro encuadre no existen.

Bien es cierto que no se provocan muy frecuentemente pero es un punto a favor conocer este hecho ya que nos puede salvar de tirar alguna de nuestras imágenes a la papelera de reciclaje por desconocer el origen de esas luces extrañas con las que no contábamos.

Existen oculares como el que veis a continuación que aunque no han sido diseñados para evitar este problema pueden minimizarlo levemente.

1

Afortunadamente, algunos fabricantes son conocedores de este problema y ya fabrican visores que no necesitan de este accesorio sino que viene incorporado en el visor y basta girar una pequeña palanca que hay en el mismo para dejarlo totalmente opaco a la luz.

3

Ahora ya sabéis que uno de los motivos por lo que vuestras fotografías nocturnas pueden tener luces a las que no encontráis explicación pueden venir de cualquier luz que haya en la parte trasera de vuestar cámara .

Comparte este artículo:

ROMPE LA MONOTONÍA DE HACER
FOTOS EN LOS MISMOS SITIOS

Más de 300 localizaciones poco conocidas y muy fotogénicas
Comentarios de cada localización para sacarle el mayor partido
Fotografías de ejemplo
Acceso ilimitado al mapa

4 comentarios en “Tapa del visor”

  1. La explicación clásica es que la luz que pueda entrar por el ocular de las réflex y llega hasta la pantalla de enfoque también ilumina a esta y confunde al fotómetro de la cámara, pudiendo provocar una subexposición.

    Esto es fácil que suceda cuando tomamos una foto con la cámara sobre un trípode o en alto por encima de un grupo de gente, por ejemplo, y no tenemos el ojo tapando el ocular. Entonces debemos emplear el cierre del ocular, la exposición manual o la memoria de exposición (AE-Lock).

    También podemos emplear el disparador automático retardado si es de los que levantan el espejo réflex al inicio de la cuenta atrás del retardo y aguantamos el ojo sobre el ocular hasta ese momento.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *